Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

martes, 20 de agosto de 2013

ALMOGUERA: LA VARA DE GAVILANES



ALMOGUERA: LA VARA DE GAVILANES

   A las seis de la mañana del 4 de junio de 1905, se encontró el cadáver de Eugenio Salcedomillo Herrerotrosos, tendido en la calle de Colón.
   Tenía una profunda y extensa herida en la parte posterior de la cabeza que, según parecía, podría haber sido producida por un fuerte golpe, probablemente por con un palo grueso.
   En el lugar se constituyó el juzgado instructor  y después de una laboriosa inspección por el lugar, y tras diversas acusaciones que apuntaban en aquella dirección, se detuvo y logró la confesión de su participación en los hechos de Pedro Briegatono Orticeriz.
   El muerto había cumplido una larga condena por un asesinato anterior.
      Todo se originó por una riña habida entre ambos, hasta que Pedro  propinó a Salcedomillo un par de palos con una vara de las llamadas “de gavilanes”.

Tomás Gismera Velasco