Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

sábado, 10 de agosto de 2013

ROMANILLOS DE ATIENZA: SE SUICIDÓ



ROMANILLOS DE ATIENZA: SE SUICIDÓ

   El 7 de noviembre de 1900 fue puesto en conocimiento del juzgado de Atienza por el guarda de monte del pueblo de Romanillos que en dicho lugar se halló el cadáver de un hombre.
   Personado inmediatamente el jurado en el lugar del suceso, encontraron en el fondo de un barranco el cadáver de un hombre vestido con traje, tendido boca abajo, con la cabeza apoyada en los brazos y los pies atados con las correas de las abarcas.
   En el lado izquierdo de la cabeza presentaba una gran herida que se produjo sin duda al caer. 
   La noticia continuaba diciendo: Todo el mismo lado de la cara lo tenía mutilado por las aves de rapiña y el ojo izquierdo saltado, presentando otras heridas en diferentes partes del cuerpo. 
   Identificado el cadáver resultó ser el de Mateo E. A., natural de Torre Vicente, quien la noche de Todos los Santos desapareció de su pueblo después de promover un escándalo, sin que volviesen a saber de él hasta que fue hallado su cadáver.
   De las averiguaciones practicadas resulta que se trata de un individuo que no tenía completas sus facultades mentales, que vivía separado de su mujer y que continuamente estaba promoviendo alborotos en Torre Vicente.
   Por los síntomas de descomposición que presentaba se cree que Mateo falleció el 2 de noviembre.
   A pesar de que había indicios para pensar que pudiera tratarse de un asalto, el juzgado, al no encontrar pruebas de posibles atacantes, dictaminó que Mateo, en un arrebato, se había atado los pies con las correas de las abarcas y había decidido suicidarse arrojándose al barranco.

Tomás Gismera Velasco