Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

miércoles, 2 de octubre de 2013

CHILLARÓN DEL REY: HOMICIDIO POR ACCIDENTE



CHILLARÓN DEL REY: HOMICIDIO POR ACCIDENTE
  
   Se preguntaba la prensa, en torno a lo acontecido el 11 de diciembre de 1908 en Chillarón del Rey, si aquello sería un crimen o se trataría de un simple accidente:
   … un hecho que no se sabe como calificar…
   Don Bonifacio Delgado, sacerdote del pueblo, tenía en su compañía a dos niños de corta edad, Juana y Miguel, hijos de un hermano suyo, a cuyos ruegos, el padre, que reside en Mantiel, concedió la compañía de dichos niños, ya que el sacerdote deseaba descargar a su hermano de algún peso del mucho que le proporcionaran sus muchos hijos.
   Los niños vivían con D. Bonifacio y siendo el ídolo de este, pero el día citado tuvo que experimentar los dolores de una horrible desgracia.
   El niño Miguel, de dos años, jugaba por las habitaciones de la casa y sin saber quién fuera, si él mismo o alguna persona mayor, cogió una escopeta que a la sazón estaba cargada en uno de los rincones de la habitación y se disparó con tan mala fortuna que le hirió, ocasionando la muerte del citado niño a los pocos momentos.
   El día 12 de madrugada el juzgado de instrucción se personó en el lugar del suceso, de donde regresó a altas horas de la noche, después de practicar las diligencias necesarias al esclarecimiento del hecho…
   Don Bonifacio fue juzgado, acusado de homicidio por imprudencia. Fue declarado inocente, pues el juzgado consideró accidente lo ocurrido.

Tomás Gismera Velasco