Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

viernes, 4 de octubre de 2013

CINCOVILLAS: EUSTAQUIO Y ROQUE



CINCOVILLAS: EUSTAQUIO Y ROQUE

   El 22 de septiembre de 1911 ingresó en la cárcel de Atienza el vecino de Cincovillas, Roque Rodríguez Uceda, acusado de homicidio.
   En Cincovillas hacía tiempo que lo veían venir. Las discusiones de Roque con su cuñado Eustaquio de Francisco por el tema de la herencia de las tierras del suegro no podían acabar bien. Las mujeres de ambos, hermanas entre sí, guardaban silencio a su manera, a pesar de que poco a poco se fueron distanciando.
   La tarde del 21 de septiembre, a eso de las cinco de la tarde, los dos cuñados volvieron a encontrarse en plena calle, volviendo a la discusión de si tuya o mía es aquella tierra. De las palabras pasaron a las manos y de las manos a las navajas. Roque asestó a su cuñado dos navajazos que acabaron con su vida.
   El juzgado de Atienza se personó en la población aquella misma tarde, donde detuvo a Roque, quien no opuso la menor resistencia, trasladándolo a la cárcel del partido, en Atienza.
   El juicio, con jurado, se celebró en Atienza el 20 de marzo de 1912, con la acusación particular en manos del jurista Sr. Valladares y con la defensa a cargo del abogado Abril y Ochoa.
   Roque fue condenado a doce años de cárcel y a indemnizar a su cuñada viuda con dos mil pesetas. Sus bienes no llegaban a esa cantidad, pues se le embargaron, de los propios, una yunta de mulas, una cerda de cría, diecisiete ovejas… A mil dos pesetas, ascendían sus posesiones.
   Alguien le dijo, al terminar el juicio: antes de matar, hay que pensar… Las discusiones de Roque con Eustaquio sumieron en la ruina a las dos familias.

Tomás Gismera Velasco