Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

domingo, 28 de septiembre de 2014

ALCOCER: EL CRIMEN DE LAS CANTERAS



   En el sitio denominado Las Canteras, a poca distancia de Alcocer, apareció el día 20 de marzo de 1908 el cadáver de un hombre degollado.

   Una vez identificado resultó tratarse de F.M., de 34 años, casado y natural de Villanueva de Alcorón, quien se encontraba en el lugar ejerciendo su oficio de pastor.
  
   Parece ser, según se contaba, que después de vender algunas cabezas de ganado regresaba al comienzo de la noche a su casa, con algo más de cien pesetas en los bolsillos, dinero recibido de un carnicero de Alcocer conocido como F. el Cojo.



   Aquí intervino ya la Guardia civil: la cual, y de resultas de la investigación, detuvieron a los  hermanos G. y A. M., quienes estuvieron en una taberna en la que el F. les contó que acababa de pagar la expresada cantidad al infeliz. Lo buscaron, y después de asesinarle le robaron el dinero.

   Ambos detenidos no pudieron ocultar su crimen, en su casa se encontraron las ropas manchadas de sangre, de la noche en la que cometieron el crimen, y escondido entre la paja de un jergón, el dinero robado y el cuchillo empleado.

   Ambos fueron juzgados en la Audiencia de Guadalajara, y condenados a muerte, pues no se advirtió ninguna atenuante que aliviase la pena.

   Fueron indultados de la pena capital dos años después de la condena, con motivo de la tan recurrente entonces piedad que la justicia del rey ejercía con motivo de la festividad de la Adoración de la Cruz.

Tomás Gismera Velasco