Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

Dirección de Correo, T. Gismera Velasco: atienzadelosjuglares@gmail.com

sábado, 1 de noviembre de 2014

MARCHAMALO: LA PEDRADA TERRIBLE



   Sangriento fue en extremo el suceso que tuvo lugar en Marchamalo el 16 de noviembre de 1904:

      Entre las doce y la una de la noche, cuando tuvo lugar una fuerte reyerta que degeneró en crimen sangriento entre los vecinos Donato R. y Bonifacio B. de 42 y 61 años respectivamente.

   La crónica, sin desperdicio literario, nos dice:



   Hallábanse en una tabernilla libando amigablemente senda copas de lo tinto con varios compañeros, cuando sin que la causa se conozca salieron a la calle desafiados, donde el Donato asestó una terrible pedrada en la región frontal a Bonifacio, el cual cayó al suelo desplomado y arrojando por la herida abundante sangre.

   Algún tanto repuesto de la conmoción producida por la piedra, pudo levantarse, y dejando a su paso un reguero de sangre, avisar al juzgado y al médico, marchándose después por su propio pie a casa, donde le fue practicada la primera cura, no ofreciendo al parecer la herida caracteres alarmantes.

   En la piedra, que es el pedo de un kilogramo veianse adheridas algunas partes de la dermis del lesionado, el cual continúa reponiéndose, afortunadamente.

   El juzgado ha instruido las oportunas diligencias y el agresor está convicto y confeso.

Tomás Gismera Velasco